16.11.10

Antecedentes del Proyecto RuraLab [Espacio Social de Innovación]

Voy a dedicar una serie de artículos a hablar de RuraLab, el proyecto de Espacio Social de Innovación en el que he estado implicad durante este último año, y que aporta ingredientes muy poderosos para aplicar también a otros espacios locales.

El proyecto RuraLab, promovido desde la asociación de desarrollo rural País Románico, es un paso decidido para despertar la inteligencia colaborativa en un territorio rural de montaña. Su campo principal de actividad está ubicado en la Coordillera Cantábrica, entre el Sur de Cantabria, el Norte de Palencia y el Noroeste de Burgos. Su deseo es crear en esta zona lo que hemos denominado Espacio Social de Innovación (ESdI), un concepto desarrollado a partir de los LivingLabs para adaptarse a las características y necesidades de los Grupos de Acción Local.

Desde que me incorpore al proyecto, mi cometido principal giraba entorno al uso de Internet y sus aplicaciones para fomentar las redes de personas y el desarrollo rural. Esto constituye un complemento muy necesario para la labor realizada por los distintos Agentes de Desarrollo Local del territorio. Junto con las acciones presenciales realizadas, las TIC nos facilitan otros canales de comunicación y participación local, un valor añadido fundamental en estos tiempos de globalización y cambio.

Muchas personas de este territorio nos sentimos alejadas de las zonas donde se toman las decisiones, de donde se mueve la economía y el trabajo, o de las áreas creativa e innovadoras. La participación social y las redes ciudadanas son débiles, lo que limita la colaboración, el “empoderamiento” y las iniciativas. Es una dinámica difícil de cambiar a corto plazo, aunque creemos que a mediano y largo plazo es posible inspirar otras formas de vernos a nosotros mismos y de asumir nuestro protagonismo social y personal. Creemos que Internet y las nuevas tecnologías nos ayudarán en este cambio de actitud y posibilidades, ya que la red permite romper barreras geográficas, culturales, sociales y crear redes de personas con ganas de innovar y aprender juntas.

Las gentes de una zona encerramos dentro inteligencia y conocimiento. Muchas la aplican a acciones dentro del entorno natural y físico. Las personas mayores, predominantes en nuestro medio rural, tienen una experiencia vital y profesional de gran valor. El proyecto RuraLab  busca potenciar redes de personas que compartan estos conocimientos para generar Inteligencia Colaborativa, uniendo lo nuevo y lo viejo, atrayendo, con este “compartir y colaborar”, acciones grupales que vuelvan más atractivas nuestras comarcas; que atraigan a nuevos pobladores y que generen riqueza y empleo.

Desde esta visión inicial empezamos a caminar, sorteando las resistencias y mostrando lo que Internet puede aportar a las gentes de Campoo, Montaña Palentina, etc. En próximos artículos comentaré algunos de los efectos que se van consiguiendo con RuraLab.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada